Hércules vino, venció al gigante Gerión, y sobre su túmulo, levantó la torre-faro. Eso dice la famosa leyenda. Menos conocido es que vino Picasso y pintó cuatro años. Era muy joven, pero ya apuntaba maneras de coloso. Otra sombra gigante: la de María Pita, la heroína popular que se enfrentó a los 12.000 hombres de Francis Drake al grito de “Quen teña honra, que me siga”.

En La Coruña todo es grande. El paseo marítimo más largo de Europa. Olas como m​ontañas. Árboles milenarios. Pulpos de más de diez kilos. Cañones que lanzaban pepinos de casi una tonelada a 38 kilómetros de distancia. Y un ordenador de 1959, el primero de España, del tamaño de varios armarios roperos.

Los coruñeses tienen fama de optimistas innatos, de que les gusta y saben vivir. Ese saber se manifiesta cada noche en los bares de las rúas Real, Olmos, Galera, Franja, Estrella, Barrera…, con chistes, habaneras, cánticos a capela y consumición de grandes cantidades de tapas y raciones, acompañadas con sus taciñas, vinos o cervezas, y por eso desde DCC, queremos recordar la ítica RUTA DE LOS VINOS de La Coruña, recordando aquellos locales, que muchos ya no existen hoy, y otros, que reformados o no, perviven en el tiempo para suerte de los cascarilleiros y el resto de personas que viven o visitan nuestra bonita ciudad. Queremos que sea un homenaje para aquellos que la disfrutaron y ya no están entre nosotros, y para aquellos que todavía si están, y con melancolía pasean estas calles.

La RUTA comenzaba en la c) Compostela, en CASA ENRIQUE, donde desde el ex alcalde socialista Paco Vázquez, Yon Bolas, especialista en hacer música con su bastón golpeando las puertas, gente del teatro, y cualquier coruñés, mas o menos famoso, compartían su día a día con un vino de León o de Huelva.

También en la c) Compostela estaba EL ASTURIANO y EL BARLOVENTO, que completaban la oferta de tascas.

Y podemos preguntarnos ¿qué es una tasca?. Según el diccionario de la RAE, es un local modesto de bebidas y comidas, aunque esto último no lo considero necesario, ya que pienso que es algo más que eso, es el espíritu que se vive en ellas, el ambiente que hay en ellas, tanto como cuando acaban de abrir y están vacías, como en la hora punta. Yo también mencionaría el arraigo que en la sociedad, al menos en la gallega, tienen las tascas que inexplicablemente para algunos aún sobreviven a la vorágine de la vida actual, y para otros como somos​ los integrantes de DCC , que pensamos que lamentablemente se están perdiendo muchos de los máximos exponentes de estos maravillosos establecimientos.

Pasaríamos a la c) Alameda donde nos encontramos con la actual ALAMEDA, el VILLA DO CAION, que hoy mantiene su ubicación y nombre, A PEDRA, donde se degustaban las ostras típicas gallegas, que después se llamo DON PINTXO, con sus pinchos vascos, para posteriormente CASA FRAN, y hoy en día es EL SECRETO.

También estaba EL MUNIN que daba a la calle Alameda y Juana de Vega. El INFIEL, cuyo dueño se llamaba Horacio. Y LA VACA SECRETA que estaba en la esquina Alameda con Los Cantones.

Cruzando la calle Duran Loriga hacia San Andrés, teníamos el BAR PINAR, con sus tazas y bocadillos. BAR ALAMEDA, de tazas, y hoy Horno AlamedaBAR MARIO, conocido por el porrón, y sus bocadillitos de sardina y bonito.

Aquí sale una calle perpendicular, travesía de Huertas, donde teníamos la PATATA 1, donde había tacitas y bistec con patatas. Y en la esquina de dicha calle estaba EL AVION, donde el fin de semana ponía callos, hoy cafetería Travertino.

Salíamos a Duran Loriga y entramos en el callejón San Blas, donde estaba el MURATO, ​c​uya especialidad eran los chipirones.

Y ya entramos en la famosa c) La Estrella, donde lo primero que veías muchas de las veces que ibas, era la cabeza de Romay entre la multitud, encontrándonos el RINCON DE LOISMUIÑO, que solía poner de pincho sardinas, A NOSA CASAO PIORNOBAR LEON, y ANDURIÑA. Reseñar tres marisquerias en esta calle: CORAL, FORNOS y EL RAPIDO.

A la izquierda sale la c) Manteleria dirección c) San Andres, donde nos encontramos con LA MANTELERIA, que hoy mantiene el mismo nombre pero con un local totalmente reformado estilo vintage, LA TASCAGABI, que ponía de pincho pizza, y el JALISTO, cuya tapa estrella era la albóndiga, cuyo tamaño era parecido a una pelota de tenis.

Cruzamos rua Nueva y entramos en la calle Los Olmos, donde nos encontrábamos con la TABERNA LOS OLMOS, el OTERO, cuya especialidad eran los calamares, y hoy convertida en ​la sidrería asturiana Casa Lelin, y MARISQUERIA SUSO, conocida por sus angulas, de las de verdad, hoy convertida en Vermutería Martínez.

A la derecha hacia la calle Real sale la calle Alcalde Canuto Berea, donde estaba BAR PACUCHO, el cual hacía un rebozado de pescado que te morías.

Y en la c) Riego de Agua estaba EL SUBMARINO y LA TERRAZA.

Volviendo a la calle Los Olmos, tenemos LA BOMBILLA, hoy aún abierta pero con ​d​ueños diferentes, Y EL TIGRE RABIOSO, con sus mejillones picantes, también abierto en la actualidad.​ En frente de este último estaba LA TRAIDA, regentada por dos hermanas y con un queso de tetilla increíble.

Y entrando en La Barrera, tenemos CASA ANDRES, fundada en 1952, ​aún abierto hoy, manteniendo el mismo nombre y casi la misma imagen, A CANCELAO TARABELO, con el pincho de berberechos, MESON LA BARRERA, y A TROULA, conocido por su tapa el cocodrilo (bistec con patatas).

Cruzamos la estrecha de San Andrés y en la travesía del mismo nombre tenemos O VIÑEDO DE TITO.

Deshaciendo nuestros pasos y volviendo a la barrera, salimos a la calle La Franja, y tenemos O GALEGO, y SALTISO, con su tapa de patata brava, ahora llamado A LAGARETA.

Aquí a la derecha sale una calle que nos lleva a la Plaza del Humor donde tenemos A CUNQUIÑA.

Volviendo a la calle La Franja, tenemos O​ PRIORATO, con su famoso porrón de vino dulce y cacahuetes, con la suerte que esta abierto hoy en día para disfrutar de esta mítica tasca.

Y llegamos a la plaza de Maria Pita, la cruzamos por la calle Marqués de Cerraldo y llegamos a la c) Capitán Troncoso, donde en la esquina estaba EL TUMBA A DIOS, donde era recomendable tomar la mezcla aguardiante con coñac. En la c) Capitan Troncoso también estaba EL YEBOLES, famoso por los camarones, A RODA, con su buena tortilla, y LA CERILLA, con las patatas cortadas muy finitas.

Y subiendo por unas empinadas escaleras hacia la cuidad vieja, LA JARRA MELADA, que era vino con miel en unas tazas con truco, donde no mancharte bebiendola era todo un reto.

------------------------

Si ahora quisiéramos confeccionar nuestra actual RUTA DE LOS VINOS, la comenzaríamos en la calle Padre Feijoo, donde tenemos LA BODEGUILLA Y RIBERA & CIA.

​Continuariamos en la c) Alameda, donde tenemos LA ALAMEDA, con pincho gratis de patatas fritas, aceitunas y pincho caliente, EL SECRETO, con pincho gratis de chorizo y queso acompañado de un trocito de pan, y EL LOIRA, donde suelen acompañar de algun puré muy rico.

​E​n la calle La Estrella, empezando por O FOGAR DA BRUXA, con cerveza Mahou​, La TABERNA O CUNQUEIRO, pincho gratis caliente y frio, LA TABERNA DE RITA, de los mismos dueños que Casa Rita, ​PORTOFINO,​ O LAGAR DA ESTRELLA,​ de los mismos dueños que O Lagar de Jose y el Veintiuno​​,​ O´SAMPAIO,​de reciente apertura,​ A MUNDIÑA, y MANTELERIA

En la calle Los Olmos EL REALALMACEN ( Concept Store ), de reciente apertura y que es una mezcla de tienda y bar​, ABARROTE en la plaza de San Andres esquina con c) San Andres, JALEOVINOTERIA MARTINEZ, donde podemos degustar un buen vermut, O MERENDEIROEL SERRANO, con su tapa de calamares,​ VITA-KLA BOMBILLAA CODORNIZ, con su tapa de mejillones en escabeche, ​y OS TIGRES.

En La Barrera tenemos ​el SURREY, con sus calamares y pincho moruno, O TARABELO, con su tapa de berberechos, A TROULA con su tapa el cocodrilo​, LOLA & CIA, O CORNO, y TAPA NEGRA.

En la calle La FranjaEL REY DEL JAMON, que como bien dice su nombre, podemos degustar un buen bocata de jamón, CASA JESUSAA LAGARETAO PRIORATO, con su porrón y cacahuetes, y MESON DO PULPO, donde podemos comer una rica ración de este cefalópodo.

calle Capitan Troncoso, tenemos LA CERILLAEL ESCRIBANOCASA VEGABOMBAS 5LA TABERNA DE ARRIERO y LA ATREVIDA. Todos locales recientemente reformados, que han hecho que esta calle vuelva a coger el auge que tuvo en tiempos anteriores.